Historia de la Semana Santa (I)


 

C%20-%20Fusionadas%20Malaga%20V

Ante todo  debemos tener en cuenta que el fenómeno pasionista en la línea de formación de hermandades y en relación con actividades socioprofesionales surge en las ciudades medievales a partir del siglo XII, destacando sobre todo Castilla.

La formación de  estas organizaciones constituyó un fenómeno paralelo a la conquista de la ciudad el 18 de agosto de 1487, el objeto era plasmar prácticamente la religión de los conquistadores y cristianizar a las gentes que, aunque no eran muy numerosas, habían optado por permanecer en la ciudad. Llegan a nuestra tierra varias órdenes religiosas a las que se les adjudican terrenos y cuya misión principal era atender espiritualmente a sus componentes ante la enfermedad y la muerte, así como hacerse cargo de las exequias, así aseguraban a sus integrantes un lugar y modo de enterramiento como se plasmaba en sus estatutos.

Llegaron a Málaga, bajo el mandato del obispo Pedro de Toledo, los franciscanos en 1489, los trinitarios descalzos en 1491, los dominicos en 1494, los frailes de la Orden de San Francisco de Paula en 1495, los mercedarios en 1499, los agustinos en 1575 y los carmelitas descalzos en 1584; todas (a excepción de los agustinos), levantaron un convento en los extramuros de la ciudad.

La Orden de la Merced se estableció entre los cerros de San Cristóbal y de Gibralfaro y posteriormente la de la Vera Cruz frente a la puerta de Granada donde edificó un convento e iglesia. Allí se estableció la Sede Canónica una de las primeras hermandades pasionistas malagueñas: la archicofradía de la Sangre de Jesucristo, relacionada íntimamente con la orden mercedaria.

Paralelamente se funda la cofradía de la Vera Cruz, erigida en el hospital de Santa Ana, fundado en 1493 junto a la puerta de Granada (actual Plaza de la Merced),  y ligada a la orden franciscana. Posteriormente se trasladaría al convento franciscano de San Luis el Real en la Plaza de San Francisco.

La fundación de ambas fraternidades se puede relacionar con la práctica de culto hacia las reliquias portadas por los conquistadores de la ciudad. Tuvieron gran relevancia ya que contaban con hermandades filiales. Ambas cofradías formalizan sus constituciones en el siglo XVI, comenzando a procesionarse en el Jueves Santo.

Se dedicaban, además de la asistencia a los enfermos y auxilio espiritual, a actividades relacionadas con la caridad, fundamentalmente con los pobres de la cárcel.

Otra de las más antiguas hermandades es la de Ánimas, antecesora de la actual denominada Santísimo Cristo de Ánimas de Ciegos, perteneciente a la Orden de San Francisco de Paula y que cubría las demandas de enterramientos de la población, puesto que esta parcela no era cubierta suficientemente por otras instancias.

Cada una de estas hermandades tienen su sede en hospitales o conventos, nunca en alguna de las cuatro parroquias en la que se encontraba dividida la ciudad, habrá que esperar a mediados del siglo XVI para que se dé este hecho.

De: “Breve Historia de la Semana Santa de Málaga” por José Jiménez Guerrero.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Nuestra historia, Nuestras tradiciones y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s