Carlos Álvarez Rodríguez


Carlos Alvarez Carlos Álvarez Rodríguez es un barítono malagueño nacido el 12 de agosto de 1966.

Estudió en un colegio público de la ciudad C.P. Gibraljaire, de cuya escolanía entró a formar parte a los siete años.

Curso el B.U.P. en Santa Rosa de Lima, en donde conoció a muchos de sus mejores amigos de la juventud, hasta el presente inclusive. Desde 1º B.U.P., hasta C.O.U. fue un estudiante destacado, aunque se le notaba su porvenir como barítono por su inconfundible timbre y su inigualable tono de voz. Fue miembro de diversas corales de aficionados y, en 1988, cuando se creó, del Coro de la Ópera de Málaga. Estudió en el conservatorio de su ciudad natal, compatibilizándolo con sus estudios de Medicina. Finalmente, abandonó éstos y se dedicó profesionalmente a la canción.

Debutó en el Teatro de la Zarzuela de Madrid en 1990 con la zarzuela La del Manojo de Rosas, de Pablo Sorozábal. Comenzó como barítono mozartiano, rechazando la oferta de Riccardo Muti de cantar Rigoletto en La Scala por considerarse demasiado joven e inexperto para interpretarlo.

Plácido Domingo lo ha ayudado en su carrera artística. Así, por ejemplo, le invitó a interpretar el personaje de un cazador portugués, villano de la ópera O Guarani, del compositor brasileño  Antônio Carlos Gomes, tanto en Bonn (1994) como en la ópera de Washington D.C., en la inauguración de la temporada de Domingo como Director Artístico (noviembre de 1996). Con Plácido Domingo ha cantado en lugares tan diversos como Frankfurt, Tokio, Hannover, Berlín y Boston, además de escenarios españoles, como Madrid y Sevilla. Carlos Álvarez ha cantado en los principales teatros del mundo.

Sus mayores triunfos los ha obtenido cantando, a lo largo de varias temporadas, en la Staatsoper de Viena: debut en 1997 con el Rodrigo de la ópera de Verdi Don Carlo, Don Giovanni (1999, dirigido por R. Muti), Roberto Devereux (2000), Las bodas de Fígaro (2001, dirigido por Muti y de nuevo en 2005-2006), La favorita(papel de Alfonso XI, 2003, 2004), Falstaff (papel de Ford, 2003, con dirección de Mehta), El barbero de Sevilla (2003, 2004, 2006). En esta plaza ha sido dirigido, además, por directores como Viotti o Fabio Luisi, El elixir de amor, 1997; El trovador, 1998).

Debutó en el Festival de Salzburgo, en un famoso Don Carlo (1998 y 1999), dirigido por Lorin Maazel, que ha sido su gran triunfo en esta plaza; también ha intervenido en un Otello. En Ámsterdam dio una versión de concierto de I Pagliacci (1999), dirigido por Riccardo Chailly.

‘Don Giovanni fue el papel con el que debutó en La Scala en 1999, con dirección de Muti. En octubre de 2006 ha regresado con el mismo papel al teatro milanés, dirigido por Dudamel en producción de Mussbach, con éxito de público.

En 2004, estrenó un Macbeth ambientado en la Primera Guerra Mundial, dirigido por López Cobos en la única ópera de Verdi que le quedaba por dirigir, y dirección de escena de Gerardo Vera. Al año siguiente, abrió la temporada del Real con Don Giovanni, con Víctor Pablo Pérez como director musical y Lluís Pasqual como director de escena que traslada la ópera a los oscuros años cuarenta de posguerra.

Igualmente, ha actuado en varias temporadas del Gran Teatro Liceo de Barcelona: Don Carlo (2000), Sir Ricardo Forth en I Puritani de Vincenzo Bellini (2001), Giorgio Germont en La Traviata de Giuseppe Verdi (2001), Rigoletto y Macbeth (2004).

En 2006 intervino junto a Montserrat Caballé, en el homenaje al barítono Manuel Ausensi en el Liceo, durante la fase final del Premio Manuel Ausensi y, como Sharpless, en Madama Butterfly, dirigido por Y. Abel. Carlos Álvarez, además, se prodiga en otros escenarios menores del teatro español.

Carlos Álvarez une a su voz, dotada de manera natural, sus expresividad como actor en el escenario. Se le concedió el Premio Nacional de Música, “por la proyección internacional, la apertura a géneros diversos y la atención a la música española, con una extraordinaria calidad vocal e interpretativa”. Poseedor de una técnica depurada, a su voz robusta y, a la vez, aterciopelada, une un perfecto dominio de la escena, pues concede al movimiento escénico una gran importancia. Es conocido sobre todo por su repertorio verdiano, que es el que le ha dado las mayores satisfacciones, según ha reconocido públicamente. Es considerado uno de los mejores barítonos verdianos de principios del siglo XXI.

Obtenido de “http://es.wikipedia.org/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Malagueñ@s ilustres y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s