Palacio de Buenavista


Palacio Buenavista Durante el periodo de dominación musulmana, funcionó como alhóndiga (casa pública destinada para la compra y venta del trigo). Aunque en el subsuelo se encuentran las raíces de la ciudad fenicia: las excavaciones del palacio dejaron al descubierto restos de murallas y de las viviendas ocupadas por los primeros habitantes de la ciudad. Estos restos se han integrado en la visita a las colecciones.

Es un edificio con elegante decoración renacentista, así como artesonados de origen mudéjar, que posee una hermosa torre-mirador, el Palacio como tal, fue mandado construir por Diego de Cazalla, Regidor de Málaga que participó en la conquista de la ciudad, entre 1516 y 1542, en tiempo de los Reyes Católicos, medio siglo después de la toma de Málaga tras casi ocho de dominación musulmana. Perteneció luego al conde de Mollina y en el siglo XIX pasó a manos de los condes de Buenavista. Alquilado al Estado por la condesa de Luna, a finales del pasado siglo fue adquirido por la Junta para albergar los fondos del Museo Picasso Málaga. Fue declarado Monumento Nacional en 1939.

Su fachada es plateresca, muy maciza, con aparejo de sillares, donde se trabajan con sencillez pero de forma rotunda los elementos decorativos que enmarcan los huecos. Estas son de grandes dimensiones y se sitúan asimétricamente. La puerta principal se diseña como un todo con el balcón superior. El interior organiza en torno a un patio de doble galería. A través de la escalera, al fondo a la derecha se accede a la planta primera que repite el esquema de planta baja. Esta era su configuración original, hasta que las obras del Museo Picasso Málaga la han modificado.

Es el más importante ejemplo de arquitectura señorial realizada tras la conquista de Málaga por los Reyes Católicos. La torre tiene estrecha relación con algunos de casas granadinas en el guardapolvo y las arcas bajo alfiz de su parte superior, aunque el aparejo sillares y sus grandes dimensiones parecen alejarla del modelo. Fue la casa de los Condes de Buenavista.

Su estratégica ubicación, la calle San Agustín, junto a la Catedral y en plena judería del centro histórico de la ciudad malagueña, ofrece un fácil acceso a los amantes del arte.

El palacio se convirtió en Museo de Bellas Artes a raíz del Real Decreto de 1913 que reorganizaba los este tipo de museos. Sus fondos son especialmente ricos en pintura del siglo XIX.

Ha ido sufriendo variaciones según la tipología malagueña: edificio de dos pisos en torno a un patio porticado. Este esquema sencillo posibilitó la versatilidad de los usos que ha tenido a lo largo de su historia, sin necesidad de trasformaciones estructurales. Se utilizó como centro de enseñanza, fabrica de muebles y en 1938 como hospital de la cruz roja.

Inaugurado como Museo de Bellas Artes por Francisco Franco, un 28 de abril de 1961, en la que fue su última visita a la capital.

Alquilado durante años por su propietario al Estado, fue elegido para ser sede del Museo Picasso Málaga. En 2009 se aprobó la cesión del edificio a la fundación resultante de la fusión de la Fundación Picasso (creada por la Junta de Andalucía) y la Fundación Paul, Christine y Bernard Ruiz-Picasso.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Nuestros monumentos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s