Cortijo Jurado


imagen antigua cortijo jurado

Es uno de los palacetes que poblaron el entorno de Campanillas en el siglo XIX como símbolo de la pujante burguesía malagueña. Situado en un cerro junto a la Autovía del Guadalhorce, se trata de una edificación levantada a mediados del siglo XIX perteneciente a una rama menor de la familia Heredia que lo vendió en 1925 a la familia Jurado. Tenía una doble función. Por una parte era una finca de uso recreativo para las familias burguesas de la época, como ocurrió con La Concepción o con la finca de San José. Eran usadas en verano, ya que en el siglo XIX era mucho más frondoso el entorno de Campanillas. Además, les servía como refugio a las epidemias que aparecían en la ciudad cada cierto tiempo. Sin embargo, también se cultivaba en las tierras cercanas, la mayor parte de viñedos para pasas. El edificio cambió de manos en los años veinte a Miguel Serra, que fue alcalde pedáneo, y luego pasó a la familia Quesada. En los años 60 se mantenía en buen estado, con unos caseros a cargo del edificio. Sin embargo, en los 80 empezó a decaer su estado. Su abandono y las leyendas de fantasmas, que lo hicieron muy conocido y visitado en exceso en la última década, precipitaron su saqueo y estado de abandono.

Es de estilo neogótico inglés. Tiene planta rectangular dispuesta alrededor de una patio central, y dos plantas de altura sobre las que destaca la Torre mirador. Igualmente cabe destacar la Capilla, con acceso tanto interno como externo directo hasta el coro, de estilo gótico inglés con vanos y portada de arco ojival  rematada con un gablete. En su interior preside un retablo del mismo estilo.

En 2002 se iniciaron los trámites para la construcción de un hotel de lujo para rehabilitar el Cortijo, en 2003 se aprobó definitivamente el plan especial que recalificaba este suelo no urbanizable en hotelero, mientras que el 21 de diciembre de 2004  Urbanismo expidió la licencia de obra mayor. Aunque la inauguración del hotel estaba prevista para 2006, sufrió numerosos retrasos y se paralizó por mandato judicial.

Este edificio se encuentra incluido en el Catálogo de edificios protegidos del Ayuntamiento de Málaga.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Nuestros monumentos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Cortijo Jurado

  1. Jose Bueno dijo:

    También perteneció a Don Bautista Bueno Jimena, mi padre, durante las décadas de los 40 y 50. Yo tenía unos seis años, por lo que la recuerdo muy vagamente, pero mis hermanos mayores fueron allí muy felices. Muchos trabajadores pernoctaban en la propia finca, pues era enorme y se divertían muchísimo en las reuniones tras el duro trabajo. El aspecto de deterioro tan brutal le ha dado un aspecto fantasmagórico que nada tiene que ver con la realidad, por más que se empeñe “cuarto milenio” pues fue todo lo contrario: luz y alegría.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s